Como desinfectar y limpiar las bacterias de la esponja

Las esponjas son unos de los utensilios mas utilizados a nivel mundial para lavar los platos. Con el paso de los días los utensilios suelen ingerir muchas bacterias.

Sin embargo como sabemos las esponjas la ocupamos para retirar la grasa, los restos de la comida. Por lo tanto los restos absorbidos por la esponja y combinado con la humedad crean el ambiente perfecto para el crecimiento bacteriano.

Según estudios las bacterias como la Staphylococcus aureus, Salmonella y E.coli, son capaces de sobrevivir durante horas e incluso un día después del primer contacto.

Es por esta razón que se viene advirtiendo desde ya hace un buen tiempo sobre la importancia de desinfectar frecuentemente la esponja utilizando jabón común este sería (Jabón de cuaba).

EL ARTICULO MÁS SUCIO DEL HOGAR (LA ESPONJA)

Las esponjas son elaboradas con pequeñas aberturas para la fácil absorción que a su vez facilitan la eliminación de los residuos, pero también las conservan todas esas cosas sucias, entre ellas microorganismos que se filtran mientras limpiamos los platos u otras cosas con la esponja.

Estos restos de comida pueden permanecer cierto tiempo dentro de la esponja, es cuando esta no se desinfecta que cada veinte minutos mojada, va generado u desarrollando una nueva bacteria.

Por lo tanto suena irónico tener que lavar un utensilio hecho para higienizar platos. Así que desde ya te invitamos a que higienices tu esponja lava platos luego de haberla utilizado.

¿CÓMO DESINFECTAR Y LIMPIAR LAS BACTERIAS DE LA ESPONJA?

Mediante una investigación organizada por el Servicio de Investigaciones Agrícolas estadounidense (ARS, por sus siglas en inglés) en 2007, se hicieron varias pruebas en donde se determinó cual era la forma más eficaz para eliminar los patógenos que se acumulan en las esponjas.

Lo primero que se hizo fue remojarla algunas esponjas a temperatura ambiente con una solución de carne picada con la finalidad de aumentar las cantidades de microbios en ella y luego hacerles análisis.

  • Fue sumergida durante tres minutos en una solución de 10% de lejía.
  • Posteriormente en jugo de limón durante un minuto.
  • Luego se introdujo en el microondas un minuto.
  • Para terminar, se lavó en un lavavajillas con ciclo de secado.

Los resultados determinaron que con lejía y zumo de limón logran reducir de un 37% al 87% de las bacterias.

Calentarla en el microondas acaba hasta con un 99,9% de los microorganismos, resultado similar al del lavavajillas.

Por lo tanto, el estudio concluyó que la manera más eficaz para eliminar bacterias y mohos de este utensilio es calentándolo en un microondas o en el lavavajillas con un ciclo de secado.

Para que podamos desinfectarlo en el microondas este se debe aclarar con agua limpia y poner a calentar durante dos minutos en temperatura máxima. Además también se pueden realizar los siguientes consejos para higienizar tu esponja.

  1. Limpia la esponja después de cada lavado.
  2. Adopta un sistema de rotación con 2 esponjas con la finalidad de utilizar siempre una limpia, mientras se lava la otra.
  3. Revisa el utensilio y trata de retirarle todos los restos de comida que quedan tras lavar los platos.
  4. Luego de utilizar la esponja ponla secar para evitar la humedad y el crecimiento de las bacterias.
  5. Si los platos o utensilios están untados de algún tipo de grasa animal lo correcto es limpiarlos primero con papel de cocina desechable en lugar de retirar estos restos con la esponja.